Reinventarnos digitalmente en tiempos de tempestad.

La situación de emergencia generada por el coronavirus ha llevado a las empresas a situaciones complicadas: vacaciones por adelantado, despidos, liquidaciones por adelantado, cancelación o aplazamiento de eventos o quiebra de empresas. Como en todas las crisis, la famosa frase de cajón “los chinos dicen que crisis equivale a oportunidad” cobra protagonismo. De acuerdo con el presidente Trump, el virus viene de China; si estamos de acuerdo con lo dicho por el presidente Trump, concluiríamos que las frases de cajón y los virus proceden del gigante asiático.

Pero bueno, la idea no es hacer señalamientos. La idea es mantener la serenidad, no perder la cabeza durante los tiempos difíciles e idear alternativas para seguir operando en tiempos de restricciones tanto económicas como sociales. Por fortuna, estamos en el siglo XXI y tenemos la posibilidad de acudir a medios digitales para propósitos de marketing, publicidad y trabajo a distancia. Antes que nada, hay que tener en mente dos cosas:

–      ¿De cuáles gastos podemos prescindir y de cuáles no?

–      ¿Cuáles procesos se pueden automatizar y cuáles no?

Al solucionar estas dos interrogantes, algo que no podemos hacer por ti en este momento, podemos pasar a la siguiente pregunta: ¿Qué herramientas podemos utilizar para mantener la productividad de nuestras iniciativas? Aquí la respuesta:

–      Bots: Las grandes empresas tienen un número considerable de usuarios o clientes. Por las limitaciones impuestas, no es posible movilizar un gran número de personas para brindar asistencia o masificar información relevante. Un chatbot es tu aliado no solo porque puede cumplir las funciones anteriormente mencionadas; además, no te pide horarios para almorzar, no hay que pagarle ni pide vacaciones. Para crear un chatbot, programas como Facebook Bots for Messenger, Chatfuel, ChatScript, Botsify, entre otros, son útiles.

–      Video conferencias: ¿Necesitas dar a conocer información importante respecto a las tareas que hay que desarrollar? ¿Algo relacionado con el funcionamiento de la compañía? Establece un horario y reúne a tu equipo a distancia; eso sí, no lo hagas cuando todavía estén en pijama. Aplicaciones como Skype, Zoom, Whatsapp, entre otras, que no son complicadas de utilizar, te facilitan la vida. También las puedes utilizar para comunicarte con tus seres queridos o amigos.

–      La nube: Muchos piensan que subir archivos en la nube es como, precisamente, una nube; algo que se puede evaporar en cualquier momento. Podría pasar, pero es una herramienta vital para almacenar y transferir información importante en forma de archivos. Es ese disco duro al cual puedes acceder desde cualquier lugar con conexión a internet. Google Drive, OneDrive, Yandex Disk, entre otros, son opciones a las que puedes acceder cuando necesites almacenar archivos “en la nube”.

–      Transferencia de archivos: ¿Tienes que mandar un archivo a distancia? ¿Cuánto pesa ese archivo? ¿No puedes acceder a la nube por alguna razón? La solución les corresponde a las webs que se especializan en almacenar y transferir archivos que tienen un tiempo limitado de existencia dentro del espacio web mientras el destinatario lo descarga. Páginas como WeTransfer, UploadFiles, Xener y Send Anywhere son las herramientas que ayudan a que tu destinatario reciba el archivo o la carpeta deseada.

–      Redes sociales: Ante la imposibilidad de llevar a cabo eventos publicitarios públicos, los principales medios de comunicación para publicitar tu marca, producto o servicio son las redes sociales. Llegas a un público muy numeroso que está conectado a internet en tiempos de cuarentena, usuarios asiduos de redes sociales y exigentes en cuanto a la calidad de la publicidad. Aquí hay que echar mano del dinero para pagar pauta y de la creatividad para vender tu marca, producto o servicio de la mejor manera. Las redes sociales que más se usan son Facebook, Instagram, Twitter y la nueva red social de los jóvenes, TikTok.