¿Las estrategias BTL sobreviven a la cuarentena?

¿Recuerdan a aquellos que decían que el mundo va cada vez más de prisa? Al parecer, el mundo ha hundido el pie en el acelerador con el surgimiento del COVID-19. Este virus, que ha afectado las rutinas de todos alrededor del mundo, ha propiciado cambios que, esperábamos, se diesen de manera más calmada. Uno de esos cambios, quizás el más notorio, es la digitalización en las rutinas empresariales.

En Colombia, muchos procesos comerciales y rutinarios se han llevado a cabo de manera tradicional. Debido a la emergencia generada por el COVID-19, muchos de esos procesos han sido modificados para que se puedan llevar a cabo de manera digital y a distancia, aunque hay aspectos de nuestra vida cotidiana que ya se habían adaptado al mundo digital desde mucho antes de la llegada del Coronavirus, como por ejemplo la comunicación a distancia, el comercio y el entretenimiento.

Como era de esperarse, el mundo de la publicidad y el mercadeo se ha visto alterado por la repentina situación. Eventos publicitarios presenciales fueron repentinamente cancelados y la publicidad en exteriores ha sido reducida al mínimo necesario; es decir, a los posters y a la publicidad ATL en el caso de los grandes anunciantes. En el caso de las pequeñas y medianas empresas, sus inversiones en publicidad se limitan a posts en redes sociales impulsados mediante el pago por pauta. Si tenías el plan de llevar a cabo una campaña publicitaria o un evento BTL, este no es tu año. Lo siento. Pero no todo está perdido, porque el mundo de la publicidad digital llego hace rato para quedarse.

De acuerdo con cubica.co, el 45% de colombianos entre 16 a 64 años utilizan internet para conocer nuevos productos y servicios. En el año 2018, se destinaron US$ 951 millones en publicidad digital; 50% de dicho presupuesto se invirtieron en pauta en redes sociales. Teniendo en cuenta las anteriores cifras y la situación de confinamiento que vivimos, no hay que sorprendernos si estas cifras aumentan de manera significativa.

Si piensas que la publicidad BTL solo funciona en entornos no digitales, permítame actualizarte. Hay técnicas BTL que pueden ser adaptadas al entorno digital y, de esta manera, no depender de la pauta publicitaria en redes sociales. A continuación, algunas de estas técnicas:

–      Obsequios: Para que tu cliente sienta que eres especial, le puedes brindar un obsequio junto con el producto que ofreces. Un plus, algo que complemente el bien o servicio que ofreces. Puede ser tangible o intangible, en este último caso un producto digital. Ya sea mediante la adquisición de tu producto o servicio, en una dinámica donde intervienen tus clientes (concurso, rifa) o como parte de una campaña publicitaria, el cliente puede obtener de manera “gratuita” algo que lo atará a ti, comercialmente hablando.

–      Educación: Darle al cliente consejos relacionados con el producto o servicio que ofreces es una buena idea. Una mejor idea es brindarle al cliente capacitación en el área que consideres necesario para que el cliente mantenga el interés en lo que ofreces. Para generar mayor interés, puedes pautar sobre tus servicios educativos a través de redes sociales.

–      Transmisiones en vivo (streaming): Mediante un video o un podcast en vivo, puedes dar a conocer tu producto o servicio e interactuar con tu audiencia y contarles no solo cosas sobre los productos y servicios que ofreces. Puedes hablar con ellos de cualquier tema y establecer una conexión más allá de lo digital y lo estrictamente comercial. Algo positivo dentro de todo lo que ha pasado es que no hay que invertir dinero en la adecuación de stands o en posters; precisamente, ese es uno de los puntos negativos para las agencias BTL.

–      Contenido multimedia interesante y creativo: Si piensas que la misma plantilla, los mismos mensajes y las mismas frases de superación sirven para mantener la atención de tu cliente, lamento devolverte a la realidad. En tiempos de cuarentena forzada, cuando tu cliente tiene más tiempo al frente de una pantalla, el contenido que más va a descartar es la pauta tradicional, los mismos mensajes de superación, los mismos consejos. Rodéate de expertos en multimedia y creativos, y elabora contenido que sorprenda a tu audiencia.

La transformación digital es una autopista de dos vías. El esfuerzo de adaptarse al mundo digital no debe depender exclusivamente del publicista o del emprendedor. Con las herramientas y el tiempo en sus manos, el cliente debe encontrar la manera de educarse para poder entender las dinámicas del mundo digital. Esto no quiere decir que hay que dejar al cliente o interesado a la deriva; hay que atraerlo y llevarlo a donde queremos: a nuestro contenido.

Finalmente, es un buen momento para invertir en publicidad a pesar de la situación actual. Con las personas al frente de un computador o de un celular en la mayoría de las ocasiones, ¿qué mejor momento para invertir en publicidad digital? En cuanto a la publicidad BTL, es el momento de guardar los banners, aplazar los eventos y concentrarnos en innovar desde el campo digital mientras continúe la situación de “emergencia”. De esta manera, haremos parte de la transformación digital. www.farukrahman.com